Blogia
(v) i r e t a

vuelta a casa

me la encontraba muchas veces en el tren... a la vuelta a casa...
se sentaba en la parte de los asientos de cuatro, dos y dos enfrentados, con la ventana al lado
siempre se sentaba de espaldas a lo q dejaba y mirando hacia donde iba
siempre se sentaba al lado de la ventana.
apoyaba su brazo en el apoyabrazos creado por la ventana y la pared del tren
se sentaba, aparentemente tranquila. se sujetaba la cabeza y cerraba los ojos o miraba al exterior
a la oscuridad, a la via muerta, al anden lleno... miraba pero no veía
me la encontraba muchas veces, siempre tan guapa, tan delgada, tan huesuda y blanca
se sentaba sola y rodeada de gente en un tren lleno de trabajadores quemados
se sentaba alli, quieta, pequeña, muy delgada, vulnerable
y lloraba....
y lloraba hasta su destino
y lloraba por la calle hasta q llegaba a su casa
se sentaba y lloraba
sola
blanca
flaca y sola
y lloraba
con los ojos cerrados en el tren
con los ojos abiertos por el camino
y lloraba hasta su destino...
y ya en casa no lloraba...
y ya en casa sonreiría
acompañada y sola
se sentaba junto a la ventana y lloraba
pocas lágrimas, sin gimoteos
pocas lágrimas, saladas y anchas como bolas
se sentaba y lloraba
sola
blanca
flaca y sola
y lloraba
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

14 comentarios

adriano -

Cuanto me gustaria que en mi ciudad hubiera tren o metro.

Así podría llorar con alguien desconocido que es por lo menos llorar.

La soledad y las lágrimas parece que siempre van unidas, por lo menos la soledad impuesta, quizás la soledad elegida sea más llevadera.

hans k -

qué difícil es salir del agujero en que uno se mete, a veces.

burma -

Añoro viajar en tren, 10 años, casi dos horas todos los días... cuando empieza y acaba el día; cuando los tengo, quieros, debo, desearía.. y los perdi, se acabó, otra vez,no llegué, aplacé...

Leer y llorar las palabras, o llorar los sueños, las frustraciones y esconderlas tras las tapas de un libro.. y ver la sonrisa condescenciente de quién cree que no eres tú la protafonista, que es la ficción la que te puede...

burma -

Añoro viajar en tren, 10 años, casi dos horas todos los días (malgastadas? desgastadas?)... cuando empieza y acaba el día; cuando los tengo, quieros, debo, desearía.. y los perdi, se acabó, otra vez,no llegué, aplacé...

Leer y llorar las palabras, o llorar los sueños, las frustraciones y esconderlas tras las tapas de un libro.. y ver la sonrisa condescenciente de quién cree que no eres tú la protafonista, que es la ficción la que te puede...

Anouk -

Seguro que estaba llorando para que al llegar a casa no quedasen lágrimas para preocupar a sus seres queridos...
Es una sensación rara, quieres llorar y descargar, pero no lo quieres hacer delante de las personas que no tienen culpa de dichas lágrimas

evam -

A veces llorar no es más que la necesidad de tener una vía de escape, muchas veces no es el final de algo, sino el principio de algo mejor...

Pedro -

lloraba en el tren y mentía en casa
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

ojos claros -

me supera ver llorar a un desconocido solo cerca de mi, siento que mi presencia viola su intimidad y entro en un conflicto entre tratar de ayudar o desaparecer

tron -

qué soledad tan grande sentiría, qué dolor..

Nuala -

Eso me suena.

Ese tipo de lágrimas son de despedida. Podría ser alguien que viene de dejar a su pareja en el aeropuerto o algo así. La vuelta del aeropuerto suele ser así.

Pero si tuviera que apostar juraría que es otro tipo de despedida. ¿Hablas de antes o despues del 11-M? ¿Sabes en que estación se subía? ¿Hay algún hospital en la zona? Si lo hay, ya sabes porque lloraba.

(Y sí, cuando no puedes llorar delante de la gente que conoces, tienes que hacerlo delante de la gente que no conoces.)

vireta -

creo q aprovechaba el unico momento q tenia para desahogarse aunq fuera en un tren lleno de gente aburrida q no sabe q hacer excepto inventarse historias ajenas

Borjo -

Creo que hay momentos de esos, en los que estamos solos (y muchas veces en un medio de transporte) y en los que nos damos cuenta verdaderamente de que vida llevamos y a donde no hemos llegado.

vireta -

nunca se lo pregunté...

Borjo -

Lloraba porque no vivía como quería?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres